lunes, 22 julio,2024
19.7 C
Santa Cruz de la Sierra

Denuncian a una boliviana que tuvo a su hijo en un hospital de Salta y se negó a pagar la cuenta

En Salta se judicializó el caso de una mujer boliviana que no quiso pagar el costo de su parto en un hospital. La mujer fue al hospital San Vicente de Paul de Orán para dar a luz. Pero cuando le comunicaron que debía abonar primero $ 250.000 (288,44 dólares), hizo un escándalo y se fue. Poco tiempo después, volvió ya con trabajo de parto y los médicos tuvieron que atenderla. Nacido el bebé, la mujer volvió a negarse a pagar y el hospital la denunció en la Justicia.

Salta es por ahora la única provincia argentina que cobra servicios médicos a los extranjeros que visiten sus hospitales públicos. En medio de la discusión entre las provincias y el Gobierno de Javier Milei por los recortes en sus fondos públicos, el Gobierno salteño decidió restringir la atención a las personas que no estén radicadas en Argentina y que, según había anunciado Federico Mangione –ministro de Salud provincial– en enero pasado significaba hasta el 10% de su presupuesto anual. “Primero los salteños. El resto, lo vemos”, dijo Mangione al anunciar la medida.

El gerente del hospital San Vicente, Fabián Valenzuela, dijo a medios locales que la mujer asistió junto a su pareja primero por la mañana del jueves a hacer una consulta. Si bien había iniciado el trabajo de parto, no presentaba la necesidad de internación aún. “Se le explicó en ese momento cuál era la modalidad nueva con los extranjeros y se retiraron. Inclusive el mismo profesional que la atendió le dijo que tenía el tiempo para llegar a su país y dar a luz ahí”.

A solas con LOUIS TOMLINSON EN ARGENTINA: ‘

No obstante, la mujer regresó varias horas después, con dilatación y a punto de dar a luz. “Nosotros las medidas que tomamos eran la asistencia, como corresponde, tanto a la madre como al bebé y bueno, nació acá en Orán”, señaló Valenzuela a Radio 10 Orán Voces Críticas. Al día siguiente personal del Hospital acercó lo que debía abonar por las atenciones recibidas y se generaron incidentes.

La mujer estaba con su pareja que decía ser argentino y un amigo, que se tornaron bastante agresivos cuando les dijeron que debían pagar el servicio médico. “Tuve que interceder, participé yo de la situación y el personal de seguridad y después, con la situación un poco desbordada, se dio intervención a la policía”, detalló el gerente del Hospital de Orán. Una de las empleadas del centro sanitario presentó una denuncia penal particular luego de recibir agresiones verbales “fuera de lugar”.

A pesar de la nueva medida sanitaria, ningún hospital puede negarle la atención a un extranjero en una emergencia. Es por esto que los médicos atendieron a la mujer ya que estaba en trabajo de parto. Sin embargo, al día siguiente, la mujer se negó a pagar la cuenta y se escapó junto a su pareja y el amigo.

“A partir de ahí nosotros tenemos todos los papeles para empezar un cobro judicial”, manifestó Valenzuela y detalló que, si bien la paciente decía ser pareja de un ciudadano argentino, “tenía cédula boliviana”.

La asistencia médica en nuestro país es gratuita para todos. Locales y extranjeros. Si bien no hay precisiones sobre la cantidad de no residentes que se atienden en Argentina, sí existen ciertos detalles sobre los que cruzan la frontera para tratarse en un hospital público, en gran medida por su situación de vulnerabilidad social y por graves deficiencias en los sistemas de salud de sus países.

Según el último informe de la Cancillería, arriban en su mayoría de Bolivia y Paraguay. Salta, Jujuy, Misiones, Chaco y Formosa son las provincias con más pacientes extranjeros que van y vuelven. A la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires también llegan de afuera por este tema.

“Hay una gran cantidad de pacientes que vienen de otros países, mayormente de Bolivia, Paraguay y Chile. Pasan directamente a Argentina, obtienen los medicamentos, se atienden y vuelven a su localidad. En los últimos dos meses atendimos 3.800 consultas de ciudadanos extranjeros. A eso se deben sumar las cirugías programadas, como la colocación de prótesis, stents, que son muy costosos y nosotros lo estamos asumiendo”, explicó Mangione poco después de aplicar la nueva norma sanitaria.

Luego de aplicada la nueva medida, bajó un 90% la atención a extranjeros en los hospitales públicos de Salta.

FUENTE: CLARÍN

Mas recientes

Mas Noticias