martes, 23 julio,2024
17.7 C
Santa Cruz de la Sierra

Mario Aguilera dice que no le quitan el sueño los ataques de Camacho: “Han buscado aislar a Santa Cruz del resto del país y dividir internamente”

En una entrevista para URBE.BO y LA HORA TRECE, la primera autoridad del departamento se animó a pintar la realidad de la Gobernación, responder a las acusaciones de ser un nuevo aliado del MAS y señalar que consolidar la Santa Cruz metropolitana, así como potenciar el aparato productivo sin extender la frontera son los nuevos grandes desafíos de la región.

¿Cómo halló la Gobernación en lo administrativo y en representación del departamento cuando asumió como gobernador?

Mario Aguilera (MA). Es difícil de aceptarlo, pero es la verdad, porque yo, al final de cuentas, era parte del Ejecutivo, pero sin rol, sin el espacio necesario y sin el respeto a la investidura como vicegobernador. La verdad, un desorden, con grandes dificultades económicas, con errores administrativos y sin cabeza. Respondía prácticamente a una dinámica política, más que a una construcción de soluciones para las necesidades de los cruceños. Con un norte distinto a lo que uno espera de la principal institución, la más grande de servicio público del departamento. Entre las principales dificultades, había exceso de personal, lo cual para algunas autoridades nacionales, como el diputado Romero –el contrabandista de Chonchocoro, solo eran pegas, sin saber que eso tiene un costo. El personal innecesario inviabiliza financieramente una gestión y le niega a la población acceder a servicios. Esa es la gobernación que encontré

¿Y qué está haciendo para corregir?

MA. Primero hemos buscado concienciar que un servidor público tiene que ser eficiente, necesariamente, porque las limitantes financieras son reales. Luego hemos aplicado una reestructuración de los recursos humanos para poder honrar con los sueldos. El expresidente de la Asamblea Legislativa (Zvonko Matkovic) dijo que yo era un ignorante o desconocía la norma porque había una ley que no permitía se gaste más de un determinado porcentaje. Sin embargo, ahora los números me dan la razón, porque hay infinidades de formas para que se oculte la contratación de personal, entran como eventuales, consultores. Más del 50% del presupuesto se iba en pago de sueldos. Si seguíamos así, desde agosto nos quedamos sin dinero para pagar sueldos, menos para proyectos. No había un norte definido o al menos no es el que demanda la población

La gente desatendida

MA. Lo vemos ahora, hay provincias desatendidas, tenemos el sector salud con grandes dificultades, no tenemos ni para atender emergencias. No existía coordinación ni planificación. Era un escenario dantesco, no lo hemos terminado de arreglar aún, pero estamos firmes con el compromiso de poner en orden la institución

Con el liderazgo de Luis Fernando Camacho había un enfoque de confrontación con el Gobierno central. ¿Eso beneficia o es mejor una gestión más profesional y técnica para impulsar proyectos?

MA. En lo político ese fue un error recurrente. No hemos tenido una lectura suficientemente profunda. Tampoco generamos una necesaria empatía con el resto de los departamentos. Y por qué digo empatía, en el país se desconoce la situación de la Gobernación y del departamento. Ha sido un error que se está tratando de corregir.

¿Y cómo?

MA. Se identificado que alguien instruye generar una separación o el aislamiento de Santa Cruz con el resto del país. Esto no es que haya nacido de la noche al día. Ha sido un trabajo político persistente limitar la vinculación de Santa Cruz con el resto de los bolivianos. Se han dedicado a poner “trancapies” en el proceso de hermanamiento que debe existir entre los bolivianos. Santa Cruz tiene una potencia importante, es el departamento más extenso, el más poblado, el que más aporta al PIB nacional, pero no hemos comunicado nuestras dificultades.

Y podemos ser más potente desde la producción, desde la generación de empleos, de divisas, así como compartir nuestras experiencias exitosas para que otros departamentos que están en procesos de consolidación, por ejemplo, en el sector agrícola, no cometan los errores que se cometieron en nuestra región. De ahí es que había una clara intencionalidad de aislarnos. Sin reparo puedo decir que es claramente una intencionalidad política. Divides y vencerás. Y voy a ir más allá, no solo trataron de separar a Santa Cruz del resto del país, sino también trataron de atomizar la institucionalidad cruceña.

¿Quién o quiénes?

MA. Hubo un personaje que tuvo influencia en la toma de decisiones políticas en el gobierno departamental autónomo, en la última etapa hablaba de la GUERRA TOTAL. Todo era confrontación y la gran perdedora ha sido la ciudadanía. Ahora todos hablamos de unidad, porque existe una real oportunidad en eso. La situación de Santa Cruz y su capacidad de aporte hacia el país, hay que ponerlo en valor, hay que trabajarlo. Para eso Santa Cruz tiene que recuperar una dinámica, que entiendo se ha debilitado en las últimas décadas. Tenemos que volver a ser ese departamento planificador, que identifica sus potencialidades en su territorio, en su población, en su capacidad productiva, generar una nueva dinámica en el comercio interno, potenciar la vinculación con economías más grandes y su capacidad de exportación. Eso pasa por determinar una ruta crítica de acciones, que es planificación.

Santa Cruz lo supo hacer. Los cruceños tenemos un gen planificador, soñamos con la ciudad de los anillos cuando teníamos menos de 100.000 habitantes pensando en el 1.000.000, ahora que tenemos una ciudad de 3.000.000 y no ha sido resultado de una planificación. Hay que rencauzar ese trabajo, para eso hay un cambio en la política que es el resultado de una dinámica social, somos ya una sociedad con una base muy ancha y hay gente que tiene dificultades no resueltas por decisiones de su Gobierno departamental. Por eso, tenemos que trabajar de manera integral e involucrar a todas las instancias de decisiones de nuestra sociedad.

Volvamos a eso de que buscan aislar y dividir a Santa Cruz, ¿tiene que ver con eso de intentar estigmatizarlo como traidor y ahora aliado del MAS?

MA. Traidor no soy, porque estoy trabajando por mi pueblo, al que me debo. Decir traidor a una persona, debe ser como decir ladrón roba a ladrón, traicionás al que te traicionó.

Traidor no soy, no soy desleal, soy un tipo franco y claro. Lo he sido siempre y así quiero seguir siendo. Ya hasta me acostumbré, pueden decir lo que quieran, no que quitan el sueño. Papelitos cantan, decimos los cambas. Las pruebas están claras, estoy trabajando con absoluta lealtad a mi pueblo a través de una administración temporal en favor de más de 4 millones de bolivianos que están en el territorio de Santa Cruz. Sin perder de vista la recuperación de espacios de representación del departamento y los cruceños en el país.

¿Cómo se perdían espacios?

MA. No podés hacer como el piyo meter la cabeza y dejar el cuerpo afuera. Tenemos que poner en valor la importancia que tiene Santa Cruz para el país y también poner en valor la importancia que tiene el país para los cruceños. Y eso pasa por estar presente, por conversar, por proponer cosas de alcance nacional que impacte positivamente. Decirles a 13 millones de bolivianos que sabemos hacer cosas en Santa Cruz que se pueden replicar, ya que tenemos un modelo social y económico dinámico, audaz. Los espacios en la política nacional hay que recuperarlos y no los vamos hacer ni a cohetazos, ni a gritos, ni a piedrazos ni a palazos (se refiere a participar en reuniones nacionales y de gobernadores). Lo vamos a recuperar con lo que mejor que saben hacer los cruceños, proponer, planificar, trabajar, enseñar y producir.

Luis Fernando Camacho lo acusa de entregar las autonomías a travé de una alianza con el MAS

MA. No tengo perfil para entrar en alianza política, porque no tengo partido político. Yo represento un compromiso que asumí cuando juramos a la Gobernación con Luis Fernando Camacho. No me quita el sueño esta gente que ladra… porque avanzamos sancho, no. Desvirtuó lo que dicen.

¿Entonces qué pasó en la Asamblea?

MA. Voy aprovechar su pregunta para aclarar. Dicen que en la Asamblea se cedieron comisiones al MAS, pero los propios masistas han dicho en la cara pelada de Zvonko (Matkovic), Paola (Aguirre) y otros que (ellos) les ofrecieron 6 comisiones, más un churrasquito. Eso lo deja por demás de claro que cuando estas en estos espacios tenés que generar la comodidad para poder trabajar en favor de objetivos comunes.

Ya dije, nosotros vamos a trabajar por quien quiera trabajar por Santa Cruz. Eso está por demás de claro. En la Asamblea no tengo poder alguno de decisión. Es un error de Luis Fernando decir que yo entregué comisiones en la Asamblea. Yo debo ser el único personaje que respeta las autonomías institucionales. La Asamblea Legislativa es un poder autónomo que está para fiscalizar al Ejecutivo, no para hacerle caso a los caprichos, a la gana o los planes de alguien. Se trata de desinformar a la población, quizá por celo. Prefiero que sea por eso antes que por desconocimiento. Triste sería que no sepan lo que están diciendo. Prefiero creer que lo hace por malo el chico (Luis Fernando Camacho).

¿Cuándo fue el quiebre con Camacho y si eso tiene que ver con la línea político de aislar a Santa Cruz?

MA. Nunca han tenido el valor en decirme en mi cara pelada: mirá yo no te quiero y te hago a un lado por esto. Nunca, nunca. En esta oficina (en la casona de la Gobernación de la Plaza 24 Septiembre, donde concedió la entrevista), en este escritorio, en septiembre de 2021, después de tres o cuatro días que le di la mano al presidente (Luis Arce) en Fexpocruz por delegación del Gobierno Autónomo Departamental. Aclara: “No fui en representación de Mario Joaquín Aguilera, sino en representación de la Gobernación porque el gobernador no estaba o no quería ir, pues. Eso lo sabe solo él, a mi pasan una instrucción y gracias a Dios soy un preguntón. Pedí una línea política, cuál es la postura, qué voy a decir en nombre del Gobierno Autónomo de Santa Cruz en ese evento. Me pasaron una línea escrita. Nadie me puede decir que fui porque quise. Y vuelve a remarcar y apuntar, ahí en ese escritorio le pregunte a Luis Fernando qué pasaba y me dijo: me han dicho que usted se ha juntao con el ministro de Gobierno”.

Fácil, es mentira, le dije

No, pero hay fotos, me respondió (Camacho)

Más fácil, pedilas pues viejo, le contesté

Hasta ahora no llegan las fotos, porque eso no pasó. Guardo bien en la memoria, la veintiúnica vez que le di la mano al ministro (Eduardo del Castillo) fue al lado de Luis Fernando, en la Plaza 24 de Septiembre para la iza de la bandera. No me he reunido ni en esta etapa tampoco con ese ministro. Me he reunido con otros ministros porque toca trabajar, por ejemplo, por el tema del censo que es una competencia nacional. Esa es la única manera de que solucionemos problemas, como la realización del censo en Piso Firme. Así son las cosas… muy claras, todo tiene su argumento y su razón de ser.

¿Por lo visto no se resolvió el problema?

MA. Se suponía que todo estaba resuelto, pero después vino el “decretazo”. Antes de eso quiero contar que el 3 de mayo de 2021 posesionan a Luis Fernando Camacho y Mario Aguilera vicegobernador, ese mismo día al mediodía me llama Miguel Ángel Navarro (asesor de Camacho) y me dice: “Mario no vengás a la Gobernación porque no tenés oficina. De ahí para adelante la historia ha sido la que todos conocemos.

¿Qué hizo?

MA. Al día siguiente tampoco tenía oficina, pero como soy testarudo dije “voy a ir y atenderé a la gente en mi movilidad”. Llegué y gracias a Dios tenía oficina. Una semana después me hicieron una ley departamental de organización en la que quitaban las competencias al vicegobernador. En un chat de whatsApp una directora decía el cargo de vicegobernador queda en calidad de florero. Le escribí que puede ser masceta porque en un florero no entro. Me trataron de marginar desde un principio.

¿No me ha dicho quién quería aislar y dividir a Santa Cruz?

MA. Me voy animar a decir algo que es la razón de esto. No fui, no soy y no voy a ser funcional a caprichos políticos que vayan en contra de los intereses de mi pueblo. Y las decisiones políticas que se tomaban en Creemos las dictaba Wálter Chávez, el peruano (exasesor de Evo Morales y asesora a Camacho) que todo el tiempo tuvo antipatía conmigo porque no compartía con mi visión de favorecer los intereses de mi pueblo. Viene desde que asumí la jefatura nacional de la campaña de Luis Fernando Camacho como candidato a la presidencia. Cuando asumí yo tome decisiones que fueron acertadas porque así no hayamos ganado, multiplicamos el porcentaje de votos por cambios de estrategias, en las que no participaba este señor (Wálter Chávez), porque él siempre fue asesor del gobernador, nunca fue asesor de campaña.

¿Ya le pico el bichito de la política, piensa seguir?

MA. No sé, me hubiese gustado quedarme en mi casa para evitar los sinsabores, pero cuando vos sos responsable, como quiero ser para conmigo, te medís por resultados. Quién es capaz de ir a pedir el voto a alguien sin haber tenido una gestión exitosa en favor de su población. Tenés una oportunidad en la Gobernación de servir, si no aprovechás esa oportunidad tené la decencia de hacerte a un lado para que alguien con capacidad suficiente vaya a salvar tantas dificultades y necesidades que tiene nuestro pueblo.

Tomaré la decisión de seguir en política después de haberme demostrado y a mi pueblo si tengo o no capacidad.

EL GOBERNADOR AGUILERA PROPONE UN GIRO SOBRE EL RUMBO QUE DEBE TENER SANTA CRUZ

¿Quedaron relegados los grandes anhelos cruceños, como el Mutún, Rositas. Hacia dónde tendría que caminar Santa Cruz?

MA. Vamos de lo micro a lo macro. Quiero ayudar a desarrollar el Santa Cruz urbano, tener oportunidad de consolidar el acceso a servicios, ya que si seguimos con la misma dinámica no vamos a tenerlos.  En lo vial, aspirar a un transporte moderno y eficiente, hacer realidad el proyecto de trenes metropolitanos, construir grandes nodos, centros de atención. Hay que mejor el servicio para más de medio millón de personas que se mueven dentro de la región metropolitana, lo cual se convierte en horas productivas, que son cientos de millones en un año.

Hay una ciudad colapsada

MA. Cabalmente hace pocos días conversamos con autoridades del municipio de Santa Cruz de la Sierra para definir proyectos estratégicos en busca de viabilizar la región metropolitana en cuanto a su complementariedad y articulación entre municipios. Ese colapso tiene solución. Pero hay que tomar en cuenta números alarmantes: Santa Cruz metropolitano crece al 5,52% en población anual, tiene más de 150.000 hectáreas de ciudad en 6 municipios metropolitanos, más tres que son de influencia.

Hay gente que se traslada de municipio a municipio todos los días, suman más de 540.000 personas diarias que invierten dos horas de su tiempo productivo montado en un transporte ineficiente. Hay un exceso de uso de vehículos particulares. En 2017, un estudio del Jica (agencia de Japón) estableció que el promedio por cada vehículo en la calle era de 1,5 personas. Eso bajó, es decir, hay más autos y menos personas en los vehículos.

Tenemos una ruta vial con capacidad instalada que no se puede extender. El congestionamiento del tráfico está perjudicando a la gente y alterando la calidad de vida y la ciudad se vuelve menos atractiva. De ahí la importancia de la planificación metropolitana que esperemos termine en una ley o un código vial para evitar dificultades que ya vivimos cuando se tardó 8 años en trámites para concretar la construcción de puente Urubó-Village.

La región metropolitana, el gran polo económico de Santa Cruz y Bolivia

MA: En todo el mundo, la gente se concentra en regiones metropolitanas. No podemos permitir que se despoblen zonas, como el centro o casco viejo. Es un desperdicio de una inversión inmensa. La región metropolitana genera el 80% del PIB departamental porque no son solo casas y calles, hay 5 parques industriales trabajando. Vemos que nuestra economía mudó de ser agropecuaria a una industrializadora de esos productos, a ponerle valor agregado. El futuro está en entrar al mercado de servicio que tiene una atracción muy grande, porque la Santa Cruz metropolitana tiene una gran densidad de población, en la que 1 millón de inversión se fracciona 6 y 7 veces en la economía de la región. De ahí que estamos en la obligación de administrar lo público de manera eficiente con planes a mediano y largo plazo para que se viabilicen el crecimiento y el desarrollo de Santa Cruz.

¿Y las provincias, el motor productivo?

MA. Esta la gente, está la economía y las oportunidades. No podemos perder de vista nuestras provincias porque ahí hay mucha economía. En lo regional hay que potenciar nuestra capacidad productiva sin extender la frontera agrícola, ya que existen técnicas que se pueden aplicar para multiplicar nuestra productividad y entrar en márgenes competitivos. Necesitamos legislación nacional, para eso vamos a presentar, impulsar los proyectos. Siempre hemos trabajado, no vamos a esperar ahora. Eso sí, hay que entender que se debe generar equilibrio, hay una vinculación que no se puede romper, la potencia industrializadora de Santa Cruz urbano y metropolitano depende de la producción agrícola del área rural.

Otro de los pilares para despegar aprovechar la ubicación que nos abre posibilidades y oportunidades. Hemos sido bendecido con la ubicación, somos vecinos del granero Latinoamericano. Mato Grosso y Rondonia se están desarrollando. Tenemos que trabajar en explotar esa oportunidad de fuentes de empleo, de servicio logístico y complementariedad.

Hace poco estuve en el borde con Paraguay, en el Hito 7, viendo de qué manera nos complementamos y trabajos juntos para potenciar la capacidad productiva de nuestros suelos, cómo protegemos nuestro patrimonio medioambiental, que habilita alternativas de ingresos para los municipios, las regiones y el país, con la capacidad de bonos medioambientales.

MARION 3

Los corredores son oportunidades también

MA. Sudamérica tiene 3 corredores principales, el central que pasa por el centro de Santa Cruz, Brasil trabaja el proyecto corredor norte y prácticamente se termina el corredor sur. Estamos en el medio, hay que potenciar el central, por eso ya trabajamos en el proyecto de infraestructura vial férrea de articulación vertical, el corredor norte y sur, que una a los tres. Entrás a una empresa que se llama servicio logístico internacional. Mato Grosso genera 100 millones de toneladas de cereales al año, la gran mayoría se exporta a China, Por eso trabajamos la carretera San Ignacio-Marfil, 148 Km. Toda la exportación de Mato Grosso pudiera asentar en nuestro corredor, con ellos entrarán y saldrán 4 millones de personas al país por negocios. Santa Cruz y el país tienen la capacidad productiva de fertilizantes y otros servicios. La ganadería brasileña ya se nutre de sal boliviana. Es un mercado creciente. Jala y estimula la economía. El futuro está en nuestras manos, hay que trabajar.

Mas recientes

Mas Noticias